lunes, 27 de agosto de 2012

Salta la linda.



Y de repente un viernes mi mamá enloqueció, faltaba solo una semana para el fin de semana largo del 17 de agosto y me llevo corriendo para la agencia de turismo en Lugano , obviamente nada era tan fácil como parecía pasajes aéreos conseguiríamos, pero hoteles no había por ningún lado, la intención era ir a Salta , pero  estaba muy complicado. Nos fuimos a casa con la promesa de que entre el sábado y el lunes tendríamos alguna respuesta positiva o negativa.
En resumen lo conseguimos al final, un hotel de renombre en pleno centro salteño, a todo esto yo estaba muerta de miedo por el viaje en avión y mi mamá hiper activa y nerviosa que no paraba de correr de un lado a otro.
El viaje en avión fue super turbulento, pero yo estaba empastillada y nada me afectaba. Ya en tierra de Ricki Maravilla gracias a dios, el paisaje se hizo desear hasta el día siguiente ya que habíamos llegado el jueves 16 a las 23hs.
Fue una de las mejores vacaciones de mi vida, Salta es hermosa por donde la mires, su gente, su trato, sus tiempos, su buen humor, su decencia. Recorrimos hasta el ultimo punto de salta capital e hicimos una excursión a Cachi, pasando por las cumbres nevadas y los Valles Calchaquies, ahí en medio de cerros y cumbres nevadas fue que dije que dios existía, que era maravilloso el paisaje, poder admirar y disfruta de toda esa naturaleza y esa vista. 
Callecitas coloniales, como quedado en el tiempo, gente hiper tranquila a varias velocidades menos que los porteños, fue un viaje soñado, costo mucho volver a Buenos aires, pero con la promesa de volver a Salta algún día no muy  lejano. Salta Robaste mi corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tu comentario! ;)